¿Como Puedo?

convertirme

Convertirme

Arrepentimiento es traducido generalmente del griego: Metanoia. Lo cual quiere decir: Cambio de mente, de actitud o de propósito en la vida. Es como ir en una dirección y dar un giro de 180° hacia la dirección opuesta. Es un cambio de lo que antes creías, a confiar ahora en lo que Dios dice.

Convertirse en cristiano es un cambio de creencias, de corazón y mente. Es un paso de fe, aceptando lo que la Biblia dice acerca de Dios y Jesús como el perdón de los pecados y la salvación por medio del sacrificio que Cristo hecho en la cruz. La fe como una transferencia de dependencia de tí mismo hacia Dios confesando por medio de una profesión de fe y seguido por un testimonio de vida centrado en Cristo por las sabias escrituras.

Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. Marcos 1:14-15

El verdadero Arrepentimiento según Ezequiel 18:31, “Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo.

Un hombre es llevado al arrepentimiento de diversas formas según Romanos 2:4, “ ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?”; y en 2 Timoteo 2:24-25, “Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad.

Lee Génesis 3:8-12 y saca tu conclusión… ¿Has actuado como Adán alguna vez? El arrepentimiento genuino siempre va acompañado de sentimos tristeza por haber hecho o dicho algo que desagrada a Dios y se lo confesamos para recibir su perdón. El paso siguiente será cambiar de rumbo: reemplazar las cosas malas por acciones que estén de acuerdo con las enseñanzas de la Biblia. Cada día debemos acercarnos a Dios en oración, confesarle los pecados, arrepentirnos y pedirle su ayuda para vivir con éxito y bendición.

Examina la siguiente lista de pecados y piensa detenidamente, ¿Cuáles de estos has cometido?

Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, injusticias, perversidades, avaricia, maldad, engaños, malignidad, murmuración, denigraciones, aborrecimiento a Dios, insultos, soberbias, altivez, invención de males, desobediencia a los padres, necedades, deslealtad, ausencia de afecto, odio implacable, falta de misericordia, complacencia con los que practican cosas malas, ser amador de sí mismo, jactancioso, blasfemo, ingrato, impío, calumniador, desenfrenado al pecado, cruel, aborrecedor de lo bueno, traidor, impetuoso, vanidoso, amador de los deleites más que de Dios, con apariencia de piedad pero con tu vida negándola. Gálatas 5:19-21; Romanos 1:28-32; 2Timoteo 2:3-5.

¿Te has arrepentido de estos pecados? Si no lo has hecho, recuerda que hay perdón en Dios… Lee 1 Juan 1:9

¿Quiénes son pecadores?

No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Romanos 3:9-12

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; Isaías 64:6

¿Cómo es el perdón de Dios para el que se arrepiente?

Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Isaías 55:7

“Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados”. Miqueas 7:18-20